Ciudades para el futuro: crear utopías

Fundacion Kosice Xul Solar Ciudades para el futuro

Ciudades para el futuro: crear utopías es un proyecto que realizan conjuntamente el Museo Kosice (Fundación Kosice) y el Museo Xul Solar  (Fundación Pan Klub) mediante un subsidio Fundación Williams en el marco de la convocatoria Ensayar Museos 2020.

Su propósito es que estudiantes de todo el país imaginen, diseñen, proyecten o maqueten sus ciudades utópicas del futuro, tal como lo hicieron los artistas  argentinos Xul Solar y Gyula Kosice en su tiempo.

Creemos que es tiempo de repensar los modos en que habitamos y construimos nuestras ciudades y poblados, y que la mejor manera de hacerlo es imaginar con chicxs y jóvenes nuevas utopías. Nos interesa reconocer y valorizar el trabajo, reflexión y creación que llevan adelante docentes y estudiantes construyendo las ciudades para el futuro, y construir nuevos vínculos entre los museos y las escuelas.

Durante todo el 2021 estaremos registrando y recopilando trabajos realizados por estudiantes de nivel inicial, primario y secundario de todo el país que imaginen sus ciudades futuras desde cualquier lenguaje artístico: pintura, dibujo, escultura, literatura, poesía, música, teatro, audiovisual, etc.

Proponemos partir de la obra de dos artistas argentinos que marcaron, cada uno a su modo, el siglo XX: Xul Solar y Gyula Kosice. El primero con Vuelvilla y el segundo con la Ciudad Hidroespacial, unieron su producción artística e intelectual con la imaginación radical de ciudades futuras, convencidos de la necesidad de cambiar nuestros modos de habitar.

Si bien ambas obras se encuentran en el Museo Xul Solar y el Museo Kosice en Buenos Aires, Ciudades para el futuro se propone acercar las obras de ambos artistas a los estudiantes de todo el país a través de nuevas tecnologías y propuestas pensadas específicamente para trabajo en clase: videos interactivos 360º, realidad aumentada, una pieza audiovisual y secuencias didácticas para todas las edades.

Tanto el acceso al material como la participación en el proyecto son completamente gratuitos.

El video introductorio, el acceso a los videos 360º y realidad aumentada, las secuencias didácticas y la gua de registro fotográfico u audiovisual de los proyectos estarán publicados a comienzos del ciclo lectivo 2021.

La Ciudad Hidroespacial en el Museum of Fine Arts of Houston

El Museum of Fine Arts of Houston acaba de inaugurar un nuevo edificio del Museo bajo el nombre Nancy and Rich Kinder Building, que incluye la mayor parte de las obras de La Ciudad Hidroespacial de Gyula Kosice, que pertenecen a su colección desde el 2009.

Dice Celina Chatruc:

“Esta es una instalación asombrosa”, dijo Gary Tinterow, director del Museo de Bellas Artes de Houston, al ingresar en la sala que aloja La ciudad hidroespacial (1946-1972) de Gyula Kosice. Su recorrida por el flamante edificio dedicado a la colección internacional de arte moderno y contemporáneo, que incluirá obras de varios artistas argentinos en su apertura inaugural el sábado próximo, contempló una parada en aquel visionario proyecto urbano durante la presentación a la prensa global.

Dice Fernando García:

Se trata de una serie de módulos con los que el artista representó la maqueta de una posible colonización del espacio en una sociedad utópica donde arte, poesía, urbanismo y ciencia conviven en armonía. Empezó a esbozarla como idea ya en 1944 en la fundación del Grupo Madí (la única vanguardia rioplatense); escribió su Manifiesto en 1971 y, en un formidable work in progress, en 2010 publicó de su bolsillo el libro La Ciudad Hidroespacial: 500 lugares para vivir. Kosice tenía entonces 86 años y seguía soñando despierto en su taller-museo de Almagro: creía que su “Ciudad Hidroespacial” iba más allá del arte, que era posible proyectarla, construirla.

Dice Marina Oybin:

En 1944, Gyula Kosice escribió en la revista Arturo: “El hombre no ha de terminar en la Tierra”. A partir de ese momento, el autor del manifiesto Madí y maestro del arte cinético y lumínico, se lanzó a planificar la ciudad hidroespacial. Hoy las obras de esta polis en las alturas integran la colección del Museo de Bellas Artes de Houston; otras están en el Pompidou, en colecciones privadas y en el Museo Kosice.

La de Kosice no era sólo una ilusión artística: en 1982 presentó su propuesta a investigadores y astrofísicos de la NASA. Para el artista, la superpoblación mundial imponía pensar otros sitios para habitar.